¿ Tuvo Jesús hermanos o hermanas?

Cuatro hombres – Jacobo, José, Simón y Judas – son mencionados como los hermanos de Jesús (Ver Mateo 13:55; Marcos 6:3). Ha habido mucha discusión a través de los siglos sobre la exacta relación de estos hombres con Jesús. Se han dado tres principales puntos de vista:

(1) que fueron hermanos reales de Jesús, o sea, medio hermanos, hijos de José y María (y en consecuencia más jóvenes que Jesús);

(2) que fueron sus hermanos postizos, o sea, hijos de José por su previo matrimonio (y así todos mayores que Él y para nada sus parientes de sangre);

(3) que fueron los primos de Jesús por parte de su madre, algunos de ellos, o por parte de José, algunos otros.

Aquellos que sostienen el primer punto de vista argumentan que es la manera más natural de entender las varias referencias a estos hermanos; también que es el intento más obvio de Mateo 1:25 y Lucas 2:7.

Aquellos que sostienen el segundo punto de vista argumentan que las éticas de la familia oriental no permitirían a los hermanos más jóvenes a insultar o meterse de otra manera con un hermano mayor como los hermanos de Jesús lo insultaron (Ver Marcos 3:31; Juan 7:3-4). Apuntan más allá al hecho de que Jesús dejó su madre al cuidado del apóstol Juan (Juan 19:26-27) en vez de con uno de sus hermanos implica firmemente que María no tuvo otros hijos.

El punto de vista que estos hermanos eran primos de Jesús del lado de José se basa en pura conjetura. Que eran primos del lado de María se basa en la no probada identidad de “María, la esposa de Cleofás” con la hermana de María (Juan 19:25; Marcos 15:40), y en la no probada identidad de “Cleofás” con Alfeo (Marcos 3:18).

Los hermanos de Jesús son mencionados como acompañando a Jesús y su madre a Capernaúm luego de la boda de Caná (Juan 2:12). Más tarde María y estos hermanos quedaron registrados buscando una audiencia con Jesús (Mateo 12.46-50; Marcos 3:31-35; Lucas 8:19-21). Hacia el final del ministerio de Jesús, se menciona que sus hermanos lo instan a que pruebe que era el Mesías, lo cual ellos mismos dudaron (Juan 7:3-5). Que ellos se convirtieron más tarde está claro, porque se los describe en Hechos unidos con los discípulos y otros en “oración y súplica” justo antes del Pentecostés (Hechos 1:13-14). Pablo implica que eran todos casados (1° Corintios 9:5).

Varios comentadores sostienen que el autor de la epístola de Judas, quien se identifica a sí mismo como el “hermano de Jacobo”, era uno de estos hermanos (Judas 1). También se cree en general que el líder de la iglesia de Jerusalén fue Jacobo, el hermano del Señor (Ver Hechos 12:17; 15:13). Esto parece ser confirmado por la referencia de Pablo a su visita a Jerusalén, en la cual establece que vio solamente a Pedro y a “Jacobo, el hermano del Señor” (Gálatas 1:18-19).

Question Categories